¿Tengo permiso retribuido para acompañar a mi hijo al médico?

¿Tengo permiso retribuido para acompañar a mi hijo al médico?

En más de alguna ocasión, los trabajadores solicitan permiso a la empresa para acompañar a su hijo menor al médico, pero, ¿qué tipos de permisos le corresponden ?¿son retribuidos?

El Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 37.3, no recoge expresamente dicho permiso  como retribuido en ninguno de los apartados. De este modo, en principio, si el convenio de aplicación no indica lo contrario, el empleado deberá recuperar esas horas (salvo que lleguen a un acuerdo para compensarlas con días de asuntos propios si les corresponden o a vacaciones). Lo mismo ocurriría si la visita al médico es del propio trabajador.

NOTA: Aunque el permiso no sea retribuido, el empleado deberá preavisar con antelación y justificar su ausencia.

A pesar de que el Estatuto de los Trabajadores no recoge literalmente este permiso, pueden entrar en juego varios artículos de otras disposiciones legales como así se han manifestado algunos tribunales (T.S.J. de Galicia de 17-06-2011):

Constitución Española 1978 (art. 39.3): “Los padres deben prestar asistencia de todo orden a los hijos habidos dentro o fuera del matrimonio, durante su minoría de edad y en los demás casos en que legalmente proceda”.

Código Civil (art. 110 y 142): “El padre y la madre, aunque no ostenten la patria potestad, están obligados a velar por los hijos menores y a prestarles alimentos” “Se entiende por alimentos todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica….”

Atendiendo a estos artículos de la Constitución y el Código Civil, esta sentencia del T.S.J. de Galicia consideró que el deber de protección y asistencia médica a los menores por parte de sus padres establecido en dichos artículos, debía entenderse como un deber inexcusable y personal, siendo retribuido el permiso que les otorga el Estatuto de los trabajadores para el cumplimiento de dicho deber en su artículo  37.3.d):

 “Por el tiempo indispensable, para el cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público y personal, comprendido el ejercicio del sufragio activo”

No obstante, en otras ocasiones los tribunales han interpretado que la obligación del cuidado de los hijos tiene carácter privado, por lo que no se podría aplicar el permiso retribuido comentado. Así se han manifestado el T.S.J. de Canarias en sentencia de 27-02-2017 y de nuevo el T.S.J. de Galicia de 14-07-2017:

“La obligación de velar por los hijos y el cumplimiento de los deberes de la patria potestad recogido en el artículo 110 del Código Civil , es una obligación de naturaleza privada y no pública y no se trata de un deber personal, al ser sustituible por delegación, y, en cualquier caso, la asistencia a la consulta médica podría hacerse por el padre y no necesariamente por la madre, al ser compartidas las atribuciones de la patria potestad, siendo por tanto una mejora voluntaria…”.

Además, en el caso analizado en la última sentencia, la trabajadora había disfrutado ya de un permiso de 35 horas anuales retribuidas para asistir a consultas médicas establecido en el convenio.

Como se desprende de las manifestaciones de los distintos tribunales de justicia, el criterio a aplicar en este tipo de permisos no es unánime, pero podríamos llegar a la siguiente conclusión:

La normativa actual no recoge expresamente la concesión de un permiso retribuido para acompañar a un hijo menor al médico, pero atendiendo a criterios de razonabilidad y justificación, acreditando que no se puede acudir fuera del horario de trabajo sin comprometer la salud del menor y no existiendo la posibilidad de ser acompañados por el otro progenitor, podría invocarse el permiso recogido en el artículo 37.3.d) del Estatuto de los Trabajadores para ausentarse del trabajo por un deber inexcusable de carácter público y personal.

Situación distinta ocurre si el hijo del empleado (o cualquier familiar hasta el segundo grado) sufre un accidente o una enfermedad grave, está hospitalizado, o le van a operar sin que sea necesaria su hospitalización (siempre que precise domiciliario), en este caso, el trabajador tendrá derecho a 2 días de permiso retribuido o 4 días si se debe desplazar (el convenio podría ampliarlo). 

NOTA: La ley no especifica las condiciones para que exista desplazamiento, pero existe alguna sentencia que ha aceptado que la ampliación del permiso se dé en casos de distancias de más de 200 km, o si se desplaza fuera de la comunidad autónoma o cuando el trayecto sea superior a 2 horas.

Además de este permiso, si el hijo del trabajador sufre alguna enfermedad grave (cáncer, accidente con lesión medular,….) que requiera su hospitalización durante un largo periodo, el padre y la madre tendrían derecho a reducir su jornada  como mínimo un 50 %.

CONTACTO

Cl. Doctor Fleming, 16, 1º A

Ejea de los Caballeros (Zaragoza)

Tel./Fax: 976 66 07 07

[email protected]

SOBRE NOSOTROS

Asesoría Arba nace como asesoría laboral hace 30 años, crece ampliando sus servicios de asesoramiento a otros ámbitos de las empresas y autónomos, y se mantiene en constante actualización y adaptación ante los continuos cambios normativos ayudando a las empresas en su día a día.