Desempleo y situaciones dudosas

Desempleo y situaciones dudosas

Desempleo y Situaciones dudosas - Asesoría Arba

La mayoría de los trabajadores saben que si han trabajado durante un año y finaliza su contrato o si son despedidos, tienen derecho a percibir la prestación por desempleo.

Pero, ¿qué ocurre si acumulan ese año en más de una empresa? ¿y si es menos de un año? ¿sirve cualquier tipo de despido? ¿y si coge una excedencia? A continuación, trataremos de dar respuesta a éstas y otras cuestiones.

REQUISITOS PRESTACIÓN DESEMPLEO

Primero hay que comprobar si se reúnen los requisitos para acceder a la prestación por desempleo. En líneas generales son los siguientes:

  • Haber cotizado un mínimo de 360 días en los seis años anteriores a la fecha de la extinción del contrato (no es necesario que sea de forma continuada, como veremos en los ejemplo de más adelante).
  • No tener la edad ordinaria para acceder a la pensión de jubilación (en 2019, 65 años y 8 meses, o 65 años si se ha cotizado un mínimo de 36 años y 9 meses).
  • Que el contrato se haya extinguido por causas ajenas a la voluntad del trabajador, es decir, si el trabajador se marcha voluntariamente no podrá acceder a la prestación pro desempleo.

NOTA. Como excepción, sí que se encontraría en situación legal de desempleo si el trabajador rescinde su contrato como consecuencia de una modificación sustancial que le cause perjuicio, o por un traslado o por un incumplimiento grave de la empresa.

Por el contrario, si el cese se produce por no superar el periodo de prueba y en la anterior empresa el cese fue voluntario, no habiendo transcurrido más de 3 meses desde dicha baja voluntaria, no se tiene derecho a paro.

Y si no se extingue el contrato, sino que se suspende, ¿se puede acceder al desempleo?

Esta situación puede ocurrir principalmente al solicitar una excedencia o si se encuentra afectado por un ERE temporal.

En el primer caso, como la solicitud de la excedencia se realiza de forma voluntaria, el trabajador no tendría derecho a acceder a la prestación por desempleo, mientras que en el caso del ERE termporal, como es un procedimiento iniciado a instancias de la empresa, el empleado sí que podría percibir la prestación.

SITUACIONES DUDOSAS

Se está cobrando el paro y se vuelve a trabajar.

Si se trabaja en la nueva empresa durante menos de 360 días, la prestación que se estaba cobrando queda en suspenso, y las cotizaciones generadas durante este último trabajo se tienen en cuenta a efectos de cobrar otra prestación por desempleo en el futuro. Cuando se cesa en la empresa, al no superar los 360 días, se reanuda el paro que se estaba cobrando antes de empezar a trabajar de nuevo (si se cumplen el resto de requisitos comentados anteriormente).

En cambio, si se trabaja durante más de 360 días, cuando el trabajador cese en la empresa, tendrá dos opciones:

  • Reanudar la anterior prestación (como en el caso anterior), pero en este caso se perdería el desempleo generado por el último contrato.
  • Cobrar la nueva prestación generada con las cotizaciones del último trabajo. En este último caso, la prestación anterior quedaría extinguida.
Se está cobrando el paro y la suma de las cotizaciones de los posteriores contratos suman más de 360 días

Veámoslo mejor con un ejemplo

Una persona que se encontraba cobrando el paro, es contratada para 6 meses. Finaliza este contrato y como no alcanza los 360 días, no ha generado una nueva prestación (como hemos visto en la primera situación), por lo que reanuda el paro que cobraba antes de volver a trabajar.

De nuevo, esta persona es contratada durante 7 meses, por lo que vuelve a suspender la prestación que había reanudado.

Una vez finalizado este contrato de 7 meses, pueden darse dos situaciones:

  • Si todavía tiene días pendiente de la prestación inicial que ha suspendido en dos ocasiones, sólo podría reanudar de nuevo el paro inicial, no pudiendo acceder a la nueva prestación que acumula más de 360 días (6 + 7 meses).

NOTA. Teniendo en suspenso una prestación anterior, sólo podría elegir la nueva prestación generada si el último contrato hubiera tenido una duración superior a 360 días. Incluso si agota la prestación reanudada, no podría iniciar el paro generado por los 13 meses, siendo sólo posible si volviera a ser contratado una tercera vez (aunque ya no sería necesario que éste tercer contrato tuviera una duración superior a 360 días)

  • Por el contrario, si ya hubiera agotado la prestación inicial, al tener acumulados más de 360 días, podría solicitar la nueva prestación generada con esos 13 meses, sin ser necesario que el último contrato hubiera tenido una duración de más de 360 días.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Síguenos en

Recibe todas las novedades

Últimas noticias

CONTACTO

Cl. Doctor Fleming, 16, 1º A

Ejea de los Caballeros (Zaragoza)

Tel./Fax: 976 66 07 07

[email protected]

SOBRE NOSOTROS

Asesoría Arba nace como asesoría laboral hace 30 años, crece ampliando sus servicios de asesoramiento a otros ámbitos de las empresas y autónomos, y se mantiene en constante actualización y adaptación ante los continuos cambios normativos ayudando a las empresas en su día a día.